Nacionales

UTA levantó el paro en el interior y cancelan las medidas en AMBA

download (4)

El gremio que lidera Roberto Fernández retiró a la medianoche de este martes 2 de junio el paro de ómnibus, que en algunas provincias llevaba semanas.

Luego de un prolongado conflicto en todo el país, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) levantó a la medianoche de este martes 2 de junio el paro nacional de ómnibus que en algunas provincias llevaba varias semanas en reclamo del inmediato pago de salarios adeudados en el contexto actual de la pandemia. El desenlace se dio luego de un acuerdo entre el gremio, la cámara patronal Fatap y funcionarios de Trabajo y Transporte, según confirmó el secretario de Prensa de la organización, Mario Caligari. A excepción de Tucumán, Chaco y San Juan, que ya habían convenido con las cámaras empresarias el pago de haberes, el resto de las provincias en huelga levantó la protesta esta medianoche luego del acuerdo de cobro. En la mayoría de los distritos las organizaciones sindicales habían determinado una huelga por tiempo indeterminado, que en muchos casos incluyó marchas y movilizaciones, en demanda del “inmediato cobro de los haberes adeudados”. Ello ocurrió en particular en Santa Fe y Córdoba, entre otras provincias, lo que afectó casi de forma total el transporte público urbano e interurbano.

Luego de varios encuentros virtuales entre funcionarios de Trabajo, Transporte, el gremio que lidera Roberto Fernández y la Fatap, las partes acordaron una salida al conflicto que, en Córdoba, se prolongó durante casi un mes. Fuentes gremiales señalaron a Télam que el acuerdo para destrabar el conflicto se produjo luego que el
Gobierno nacional aceptó producir una asistencia financiera “indispensable” para afrontar “el inmediato pago de los salarios”.

En Rosario, por ejemplo, tras 23 días consecutivos de paro, el transporte urbano de pasajeros volvió este miércoles a rodar por las calles. Los choferes nucleados en UTA Rosario percibieron la totalidad de sus salarios de abril y con ello retomaron la actividad. Esta normalización se logró en paralelo a acuerdo-marco firmado entre el gremio y los empresarios de Fatap, con el aval del gobierno nacional, que marcaría un horizonte de mayor certidumbre a futuro.

Osvaldo Miatello, secretario de Transporte de Santa Fe, había señalado hace algunos días que “la solución deberá llegar de forma indefectible de la Nación, ya que las empresas se sustentan en un 50 por ciento con subsidios y, el resto, con la recaudación por la prestación de los servicios”, afectados por “la grave crisis” originada como consecuencia de la pandemia. El acuerdo era vital para compañías y funcionarios, ya que a los salarios adeudados a choferes se iba a sumar en breve el pago del medio aguinaldo.

En este marco, tras amenazar con un paro en todas las líneas de colectivos de la empresa DOTA en el AMBA para este miércoles 3 de junio, la facción disidente de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) llegó también a un acuerdo con el Gobierno y canceló la medida, en paralelo al levantamiento de un huelga que afectaba a los servicios en distintas provincias. La oposición gremial a la conducción de la UTA de Fernández, congregada alrededor de su ex secretario de Organización Miguel Bustunduy, había convocado a un nuevo paro de 24 horas en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) en solidaridad con las medidas de fuerza dispuestas en el
interior del país.

Subir