Nacionales

Transporte: el colapso del interior llegó al Congreso

Diputados analizó la crisis, que incluye paros en la mayoría de las provincias. La Fatap reclamó más subsidios nacionales. En Córdoba van 38 días sin interurbanos y 13 días sin urbanos. No hubo anuncios nacionales.

El colapso del servicio de colectivos del interior del país empezó a escucharse ayer en Buenos Aires. Los de larga distancia están parados al cien por ciento y los urbanos e interurbanos funcionan al 10 por ciento de su capacidad, como consecuencia de la cuarentena. Esto pulverizó la facturación de las empresas, que no completaron el pago de sueldos, por lo que en la mayoría de las provincias el paro es total. En Córdoba, el interurbano lleva 38 días de paro y el urbano, 13.

La crisis fue descripta ayer por las autoridades de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) ante la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados, en una reunión realizada por videoconferencia de la que también participó el subsecretario de Transporte de la Nación, Gabriel Bermúdez. El vicepresidente de Fatap, Gerardo Ingaramo, fue el encargado de trazar el panorama general de la situación en que se encuentran las compañías, que en 23 provincias son dueñas de 13.581 colectivos de transporte urbano e interurbano.

“Hoy se cumplen 60 días de esta crisis. Transportamos mensualmente a 200 millones de pasajeros y ahora estamos transportando solamente el 10 por ciento, con una pérdida mensual de ingresos de cinco mil millones de pesos. Lo único que nos ha quedado como ingreso para esta cantidad de unidades son los subsidios nacionales”, dijo Ingaramo. Señaló que se trata de 1.516 millones de pesos y de 800 millones que aportan las provincias. Ingaramo indicó además que “el total de ingresos, para todo el sector, son 2.300 millones” y que hay “40 mil trabajadores, que están todos en blanco”. Los egresos por 40 mil trabajadores, dijo, son cuatro mil millones, lo que deriva en “un déficit conceptual de 1.700 millones de pesos” para empezar a funcionar y pagar los salarios.

“Se nos han complicado notablemente las finanzas. Hemos cumplimentado el salario de marzo y el de abril, en 13 provincias 50 por ciento y en ocho ha funcionado con subsidios provinciales, municipales, o más o menos han acomodado sus finanzas”, dijo el directivo. Sostuvo que la Fatap realizó gestiones ante el Ministerio de Transporte de la Nación para reclamar “una equidad similar a la del Amba (Área Metropolitana de Buenos Aires) para afrontar los salarios de abril” que no iban “a poder pagar”. Aseguró que el reclamo quedó en la nada, ya que la Nación consideró que los fondos deben aportarlos las provincias. Sostuvo que esto es una “crisis terminal” y marcó las diferencias de las provincias con el Amba: mientras cada colectivo bonaerense recibe cada mes unos 430 mil
pesos, en el interior cada unidad recibe 170 mil pesos.

El transporte público del interior está viéndoselas en figurillas: han suspendido los pagos a los acreedores prendarios; han rebotado cheques, otros están en una situación concursal con previsión de quiebra, describió el directivo. El encargado de exponer en representación del Gobierno nacional es el cordobés Gabriel Bermúdez, subsecretario de Transporte, quien respondió que “es una situación que excede la coyuntura, que viene de larga data y se acrecentó con la salida de la política de subsidios de 2019”. “Estamos atentos a la situación. Entendemos que el Amba, que tiene 62% del personal y el 56% del parque móvil, claramente a diciembre de 2019 participaba en el 91,14% de la distribución de fondos”, afirmó. Aseguró que la actual gestión trabaja en “federalizar el reparto de subsidios” y consideró que la extensión de la tarjeta Sube al interior facilitará las compensaciones a las provincias.

El diputado Mestre pidió un aporte excepcional a Nación.
El diputado Diego Mestre, que participó de la reunión de la comisión, expresó la preocupación por el “paro inédito” en Córdoba.“Si bien los trabajadores ya han cobrado el 50% de su sueldo en abril, creemos conveniente que el Gobierno nacional ayude de manera excepcional a los involucrados para destrabar el conflicto”. Reclamó lo mismo a la Provincia.

Baja expectativa de solución
Hoy habrá una nueva audiencia virtual convocada por el Ministerio de Transporte de la Nación, en la que volverá a tratarse el prolongado conflicto que mantiene paralizados los ómnibus urbanos en muchas ciudades del interior del país. Lo que todos piden es asistencia extra al Gobierno nacional, que hasta ahora desligó esa responsabilidad en las provincias.

Subir