Nacionales

Tarifas de transporte público: el aumento fue para congelar subsidios más que para recortarlos

aumento-del-transporte-publico-2343032w640

Con el aumento, Dietrich evitaría pedir más dinero al fisco. También cuenta con $ 56.000 millones para gastos de capital.

Se supone que si el Estado gasta menos en transporte y las personas desembolsan algo más de su bolsillo, esa medida genera alguna suerte de ahorro fiscal, o menor necesidad de dinero público. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, no quiso especificar esa cifra en las ocasiones en que fue consultado al respecto.

El presupuesto para subsidios del ministerio de Transporte es de $ 83.500 millones para gastos corrientes. Hay otros $ 56.000 millones de gastos de capital que también son manejados por esa cartera.

Dietrich sostuvo que hay $ 60.000 millones de subsidios a las líneas de colectivos y más de $ 20.000 millones a los trenes. Luego de la conferencia de prensa, explicó que hay otros $ 9.000 millones previstos para la red SUBE. Son para financiar los descuentos que reciben los pasajeros cuando cambian de medio de transporte, que los paga el Estado.

Según ASAP, los subsidios al transporte subieron un 7,2% internanual en el primer semestres. Totalizaron casi $ 40.000 millones. De esa cifra, $ 23.000 millones fueron para colectivos y $ 16.400 millones para trenes.

Según algunas estimaciones que circulaban en el sector, con el aumento el Gobierno se aseguró no tener que gastar más de lo que está en el Presupuesto. En ese sentido, no sería tanto lo que ahorra sino lo que dejará de gastar por aplicar estos incrementos.

¿Cuál es el costo promedio por trasladar un pasajero en colectivo? ¿Cuánto paga el Estado de ese costo?, le preguntó Clarín al ministro.

“No hay necesidad de establecer ese número. Se dice que el colectivo puede valer tanto y no tiene sentido. Lo que importa es la gran distorsión que hay con el interior. El promedio de un boleto del sistema está afectado por tarifas altas del interior, pero que no son tales porque hay muchos descuentos que se otorgan en campañas electorales. Son tarifas que parecen caras, pero en realidad recaudan menos porque determinados segmentos se les otorgan descuentos o viajan gratis”, respondió.

Las empresas de colectivos estimaban la tarifa media por pasajero en $ 23 hacia mayo. Es probable que ese número se haya estirado en estos meses. Pero Dietrich no considera válido ese número.

La determinación de costos del sistema tiene sus dificultades, según el ministro. “Es una ensalada de variables que va moviéndose. Acá juegan el salario de los conductores, el costo de los combustibles, el precio del vehículo, el precio de otros insumos, la cantidad de pasajeros, los tipos que hacen esos pasajeros. También como integran: no es lo mismo si hacen colectivo-tren, que si hacen colectivo y tren. Cuando un pasajero se baja del colectivo y se sube al subte, eso nos quita ingresos a nosotros (el Estado nacional) y aumenta el ingreso para la ciudad”, explicó.

Subir