Nacionales

Sube el boleto de colectivo pero los subsidios no ceden

El boleto costará $10, pero el Estado seguirá aportando $44 en subsidio por cada 1000 metros.

Un nuevo aumento del boleto de colectivo llevará el costo de ese medio de transporte a $10. Pese al aumento, aún está lejos de equilibrarse la cuenta de ingresos y gastos. Luego de que se aplique el incremento (que está programado para el 1 de Junio), los colectivos urbanos tendrán un costo de $69,4 pesos por cada uno de los kilómetros que recorre. En ese trayecto, se estima que recaudarán alrededor de $25,49, por lo que el Estado habrá aportado $44 para cubrir la diferencia.

En el interior, fuera de la zona metropolitana, el sistema funciona de manera similar. Los colectivos también tienen un subsidio por kilómetro recorrido, aunque los valores son más bajos. Una de las razones es la velocidad de circulación, que en Ciudad Autónoma de Buenos Aires es de 12,97 km/h, mientras que en el interior es entre 15 y 17 km/h. Las líneas provinciales reciben $32,13 por cada kilómetro, mientras que las municipales entre $33,50 y $35,09.

La cuenta de subsidios a los colectivos aún está lejos de cortarse. Si se ve el avance interanual en los últimos dos años, el rubro transferencias al sector privado (como se denomina la partida en el Ministerio de Transporte) sube por debajo de lo que evoluciona la inflación. Los datos de cómo se compone la explotación del sistema de colectivos urbanos e interurbanos, excluyendo los de larga distancia, los publica el Ministerio de Transporte periódicamente.

Primero se estima cada uno de los componentes que terminan por conformar el valor final de explotación, luego se estiman los ingresos de los pasajeros, y el resto es el subsidio. De los costos, la mano de obra es el principal componente, es decir, el costo salarial. De $69 que se necesita para que un colectivo cubra 1 kilómetro, los sueldos del personal se llevan $39. De esos $39 por kilómetro, el saldo del chofer se lleva $35.

El segundo rubro que más impacta en los costos es el combustible, estimado en unos $9 por kilómetro. Aunque el precio que abonan las empresas no es el de surtidor, puesto que existe un cupo que el Estado les entrega a valores muy por debajo del valor de mercado. El sistema de transporte de colectivos empezó a ser subsidiado en 2002.

Subir