Nacionales

Sindicatos en modo trotskista: Reclaman ‘paritaria permanente’

descarga

Encabezados por los ferroviarios, la UTA, Smata y Luz y Fuerza pedirán una recomposición salarial de hasta el 40 por ciento por la pérdida del poder adquisitivo. Los reclamos se harían después del paro general anunciados para el 25 de septiembre. La idea es activar las cláusulas de revisión establecidas en paritarias e ir consiguiendo mejoras salariales durante el último trimestre del año donde se espera la mayor inflación por los traslados a precios del dólar y otros aumentos.

Los sindicatos afrontan el último trimestre del año esperando lo peor en materia de poder adquisitivo para los trabajadores. Por eso, después del paro general anunciado para el 25 de septiembre, empezarán a presionar para una recomposición salarial de hasta el 40%, activar cláusulas de revisión establecidas en las paritarias y empezar negociaciones con los empresarios de sus sectores. Lo llaman una ‘paritaria permanente’, aunque muchos gremios admiten que la situación es dispar en cada rama y con sus particularidades.

En algunos sindicatos durante este mes se vence el último tramo acordado en paritarias, otros tienen tramos a cobrar hasta el verano, como los mercantiles, que redondearán un 25% para 2018 con el salario de enero.

Para empezar, el primer sector que tiene que revisar sus acuerdos salariales es el de los ferroviarios, que negociarán mejoras tras al aumento de 15% sellado de enero a agosto ya que el pacto incluía una cláusula de “monitoreo” para este mes. Reclamarían un adicional por dos o tres meses y volverían a debatir mejoras en noviembre.

La UTA, Smata y Luz y Fuerza seguirían la misma estrategia de los ferroviarios.

“Los trabajadores perdimos en 2016 más del 10% del poder adquisitivo, al año siguiente, se perdió otro 6 o 7%. Y este año tenemos a la vista un 42% de inflación con un 15, 20 o 25% de aumento salariales”, dijo Carlos Acuña, integrante del triunvirato de la CGT al diario Clarín.

El vocero cegetista Jorge Sola (secretario de Prensa de la central obrera), asegura que habrá revisión o apertura de negociaciones: “Lo estamos viendo, y los empresarios están de acuerdo. Estamos desconcertados de cómo actuar frente a esta situación económica. Hay un desmadre económico frente al cual el salario es un parche, y nos preocupa no sólo el tema salarial sino la situación social”. Pone como ejemplo la situación en su gremio, el sindicato del Seguro: “Cerramos un 26,5% en julio, con cláusula de revisión en febrero. Creíamos que era una buena paritaria, pero en febrero tendremos que revisarla frente a este desbarajuste”.

Los bancarios que lidera Sergio Palazzo acordaron con los bancos nacionales privados y con los extranjeros un 8% más entre agosto y setiembre, y el viernes cerraron el mismo incremento con los bancos públicos; llevan acumulado 28% este año. Los estatales recibirán entre noviembre y diciembre un plus no remunerativo de $6 mil, luego de haber cerrado su paritaria a mediados de año con una suba del 15%.

Además de la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, en los sindicatos hay mucha preocupación por la caída de afiliados.

Según estadísticas oficiales se perdieron 106 mil empleos registrados sólo en el primer semestre de este año.

Subir