Nacionales

Roberto Medina: “Por cada pasajero que suba, el Estado va a aportar 10 pesos”

El programa Chaco Subsidia, aprobado este lunes por la Legislatura, “es algo tan importante para el desarrollo de cualquier comunidad”, dijo a CIUDAD TV el subsecretario de Transporte de la provincia. Además, proporcionó detalles sobre los principales aspectos que hacen al precio del boleto y la incidencia del servicio en la economía de la provincia.

En las últimas horas la Legislatura del Chaco aprobó el proyecto elevado por el Ejecutivo denominado “Chaco Subsidia”, que tiene que ver con los fondos que aportará el Gobierno al transporte y a la energía eléctrica. Lo valoró el subsecretario Medina, afirmando que “es algo tan importante para el desarrollo de cualquier comunidad”, a lo que agregó que “conviene saber lo que hace a la prestación del transporte”.

Rápidamente fue brindando información sobre el particular, como que el transporte público “en la provincia del Chaco, recorre alrededor de 25 millones de kilómetros al año, y provoca el consumo de 9.200.000 litros de gasoil”.

“Eso mueve económicamente a la provincia, ya que involucra a una masa de alrededor de 1.300 trabajadores”; y porque es “una industria cuya onda expansiva está generando nuevos recursos”.

Este movimiento del transporte “representa cerca del 60% del consumo de gasoil en la provincia”, reflejó el funcionario; y dentro de ese consumo, “el urbano y el interurbano representan el 80% del consumo total. El resto de las líneas son las que van al interior de la provincia”.

“El gobernador ha tomado una decisión audaz y valiente. A partir que se dejaron sin efecto los subsidios nacionales, la provincia se hace cargo de compensar el mismo”, acotó; agregando que “hoy tenemos una tarifa de 16 pesos que a partir de marzo se va a 17, pero que tendría que llegar a los 20 pesos”.

“Gracias a Dios se vio reflejada en la decisión de los diputados, ya que el transporte junto a la energía, son dos servicios que impactan directamente en los sectores más vulnerables de la sociedad”, consideró Medina. Sosteniendo que esta decisión apunta a “evitar que el servicio colapse, como ocurrió en otras provincias como Santiago del Estero, que tiene la mayor parte del servicio con concursos y con más de 400 trabajadores en la calle”.

Recordó que “el último estudio de costos nos reflejaba la incidencia del subsidio en la tarifa, que redondeamos en 20 pesos, por influencia del dólar, un incremento de costos en el consumo muy importante y todo lo que es la mecánica y otros”; e hizo saber que del total mensual aproximado del año 2018, “en lugar de entregar los 57 millones de pesos a las empresas, se destinan 22 millones al gasoil (la empresa de mayor kilometraje tendrá más aporte) y después está el subsidio a la demanda”.

En tal sentido, dijo que “por cada pasajero que suba a una unidad, el Estado va a aportar 10 pesos. Entonces no se va a pagar el paquete, sino que se va a subsidiar al pasajero. No irá en beneficio de la empresa sino del pasajero”.

Luego, tras confirmar que a partir del 1 de marzo la tarifa aumenta a 17 pesos, Medina recordó que “el 15 de abril hay una nueva convocatoria a audiencia pública, a efectos de acompañar nuevos estudios de costos, para evaluar el impacto de los mismos y decidir las medidas a futuro”.

 

Subir