Nacionales

Por los aumentos, cada vez más gente prefiere usar el transporte público antes que sacar el auto de su casa

peajes.jpg_591029220

En los primeros meses del año, casi 2 millones de autos menos circulas por las principales autopistas de acceso a la Capital Federal.

Por los aumentos, cada vez más gente prefiere usar el transporte público antes que sacar el auto de su casa

Según un relevamiento del Centro de Estudios de Servicios Públicos y Privados (Cespup), en los primeros meses de 2017 la cantidad de automóviles que pasan por los peajes de las principales autopistas de acceso a la Ciudad de Buenos Aires cayó hasta un 3%, lo que representa casi 1,8 millones de autos menos. Al mismo tiempo, aumentó entre 3% y 6% la cantidad de pasajeros en los transportes públicos de la Capital Federal.

En el informe se expresa que: “este cambio de comportamiento puede tener explicación en la suba de tarifas en los peajes de las autopistas y el incremento de los costos en general asociados a la utilización de los vehículos, junto con la recesión económica en general que genera además cambios de hábitos en la población al momento de elegir como transportarse”.

Según los balances del primer trimestre de 2017 de las empresas Grupo Concesionario del Oeste y Autopistas del Sol hubo una significativa caída del tránsito por el Acceso Oeste de 5,8% y de 0,5% en la Panamericana, frente al mismo período de 2016. Para Cespup, la explicación es el gran aumento de los peajes. Desde que asumió el Gobierno, las tarifas en las cabinas se incrementaron hasta 120% y 100%, respectivamente. El ticket en hora pico hoy vale entre 55 y 60 pesos.

Asimismo, desde la Dirección General de Estadística y Censos porteña, que depende del Ministerio de Hacienda de la Ciudad, informaron que en los dos primeros meses de 2017 también se registró una disminución en el tránsito por la autopista Dellepiane, que llega al 2,3%, y por la Perito Moreno, que marcó 0,7%. La única autovía que incrementó el tráfico fue la Illia, con un crecimiento de 2,1%, por las obras encaradas que permiten recorrer los 3,5 kilómetros de la General Paz al Obelisco en aproximadamente 10 minutos.

En tanto, las cifras oficiales del Gobierno porteño revelan un aumento de 3% en la cantidad de usuarios de los ferrocarriles durante el primer cuatrimestre. El relevamiento explica que: “al analizar cada línea en particular se destaca el aumento de los pasajeros transportados en los ramales Mitre y Belgrano Sur, que alcanzan 11,2% y 21,1%, respectivamente. Por otro lado, se destaca la merma en el tren Sarmiento, que llega a 9,9%”.

Por su parte, la línea General San Martín subió de 15,5 millones de usuarios a 16,3 (4,9%) y que el Roca pasó de 41,4 a 43,7 millones (5,6%). El tren Urquiza, que va de Chacarita a San Miguel y opera Metrovías, perdió 242 mil pasajeros en un año (3,8%).

En cuanto a los subtes, en el primer trimestre también se incrementó el tránsito. La cantidad de pasajeros transportados en subte creció 6,2% en un año. El informe de Cespup asegura que: “el mayor incremento (de pasajeros) se produjo en la línea H (65,3%) vinculado a la mayor cantidad de estaciones operativas”. La línea E sumó 12,9% más de usuarios; la A y la D, un 7,2%; la B, un 5,2% y el Premetro 4,7%. La única línea que perdió pasajeros fue la C, con una disminución del 19,3% por la realización de reformas estructurales en las vías y la cabecera Constitución durante el verano.

A pesar de la suba escalonada de 40% en el precio del boleto, todavía es más barato moverse en subte que viajar en un auto. Estimaciones recientes del Observatorio de Políticas Públicas, de la Universidad de Avellaneda (UNdAv), aseguran que los costos de mantener un vehículo (peajes, garajes, combustible, seguros, VTV y patentes) se incrementaron hasta un 50,3% promedio en el último año. En ese informe detalló que a principios de 2016 el costo total de un vehículo “barato” ascendía a poco más de 7 mil pesos aproximadamente, mientras que en los primeros meses de 2017 el uso del mismo auto trepó a más de 10 mil pesos.

Subir