Nacionales

OMNIBUS SIN RESPUESTAS

images

Los empresarios que operan los colectivos urbanos del interior del país y los servicios de larga distancia están preocupados por la falta de respuestas de Meoni.
Tras advertirle por escrito que no van a poder pagar a los choferes la totalidad de los sueldos de marzo, las entidades empresariales que agrupan a los transportistas de pasajeros le reclamaron al ministro la instrumentación de una serie de medidas de auxilio que aún no han sido consideradas por los funcionarios.
La Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (FATAP), que representa a las compañías locales del interior del país, alertó que, mientras se mantengan los servicios limitados y paralizados, “no existe posibilidad alguna de dar continuidad a las operaciones sin la debida asistencia económica del Estado Nacional”.
Según calcularon los técnicos de la entidad, deducidos los subsidios que reciben actualmente, las líneas urbanas  del interior deben cubrir un costo operativo mensual de 6.984 millones de pesos que hoy no tienen por la caída de pasajeros y la paralización de servicios.
Para afrontar la emergencia, la FATAP le pidió a Meoni la instrumentación inmediata de las siguientes medidas:

  • La implementación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) para que
    los 33.800 agentes directos del sector puedan recibir del Gobierno una suma fija
    mensual equivalente al salario mínimo, vital y móvil.
  • La suspensión del cobro de las contribuciones patronales.
  • El otorgamiento de cupos de gasoil sin costo para las empresas.
  • La eximición del pago de impuestos provinciales y municipales.

Por su parte, las cuatro cámaras de larga distancia (AAETA, Celadi, CEAP y CATAP) precisaron que van camino a cerrar el mes de marzo con un déficit operativo de 3.100 millones de pesos y que cada día que pasan con los ómnibus parados dejan
de recaudar un total de 200 millones de pesos.
Los empresarios que operan los servicios interurbanos le recriminaron a Meoni el trato desigual que viene teniendo el sector con respecto a las compañías aéreas.
Mientras las aerolíneas están autorizadas a reprogramar sus vuelos o dejar los pasajes abiertos, las empresas de ómnibus son obligadas a devolver los importes de los pasajes si los usuarios optan por esa opción. Para poder pagar los salarios y no caer en default con los bancos y proveedores, las entidades de larga distancia solicitaron un paquete de 15 medidas entre las cuales
sobresalen las siguientes:

  • Una asignación económica estatal para cubrir el pago de los sueldos y las cargas sociales de todos los choferes y administrativos.
  • La exención del pago de impuestos mientras dure la emergencia.
  • La suspensión de los embargos múltiples de cuentas bancarias y de las ejecuciones de las multas de la CNRT.
  • La provisión de combustible a precio diferencial en las mismas condiciones que lo reciben las operadoras de los servicios urbanos.
  • La eliminación de los cobros de los peajes, la tasa nacional de fiscalización, los alquileres de las boleterías y los cánones por operar en las terminales de pasajeros.
  • La aprobación de mecanismos para adaptar la dotación del personal a la nueva realidad operativo del sector por medio de la jubilación de aquellos conductores que llegan a los 55 años de edad y la implementación de un esquema de licencias rotativas en función de la demanda.
Subir