Nacionales

Los diputados radicales le pidieron a Peña y Frigerio subsidiar los micros de las capitales

Temen que los gobernadores peronistas instiguen a los tarifazos. Habrá visitas de ministros.

Los diputados radicales le pidieron a Peña y Frigerio subsidiar los micros de las capitales

Los diputados radicales recibieron a Marcos Peña y a Rogelio Frigerio y le pidieron sostener un subsidio al transporte en las ciudades capitales, para evitar que los intendentes queden presos de la buena voluntad de los gobernadores.

Fue uno de los pocos momentos de tensión en la larga visita de los funcionarios al quinto piso del edificio anexo de la Cámara de Diputados, una de las sedes parlamentarias de la UCR.

Como anticipó LPO, en el Ministerio de Economía están preparados para reforzar las partidas y contener una rebelión interna motorizada por intendentes radicales como José Corral (Santa Fe) y Ramón Mestre (Córdoba), que la semana pasada se lo plantearon a Peña cara a cara.

El cordobés es el más preocupado porque ya tiene una disputa con Juan Schiaretti por supuestas deudas en los envíos de coparticipación, no quiere otra pelea similar y tiene para su protección a su hermano y diputado Diego Mestre, uno de los primeros en salir de la reunión con los ministros. Sólo aprobará el presupuesto si lo ayudan con este tema.

Hay otros alcaldes de Cambiemos temerosos como Gustavo Sáenz (Salta) y hasta Raúl Jorge, intendente de Jujuy, radical como su gobernador Gerardo Morales. No tiene ganas de mendigar en familia.

Los diputados radicales no quieren que sus intendentes dependan de la buena voluntad de los gobernadores para subsidiar sus líneas de colectivos. Peña y Frigerio buscarán como compensarlos.

El problema es simple: si los gobernadores se niegan a subsidiar las líneas de colectivos municipales obligarán a los intendentes a implementar violentos tarifazos y quedar al borde de una crisis social.

El mayor riesgo está en las capitales porque tienen servicios de micros locales, o sea, dependen de las intendencias. Los gobernadores tienen a cargo las líneas que atraviesan varias localidades y las priorizarían en su política de subsidios.

Peña y Frigerio tomaron el reclamo y se comprometieron a enviar a otros ministros, como Javier Iguacel y Guillermo Dietrich. No es fácil encontrar un mecanismo legal para proteger a los alcaldes sin atentar contra las autonomías provinciales y por eso algunos diputados proponte agregar algún artículo a la addenda del consenso fiscal, que ingresará al Senado estos días. Frigerio está recolectando la firmas.

En la Casa Rosada prefieren retocar el articulado del presupuesto o una resolución y esa es la negociación en marcha. Los radicales abundaron en detalles sobre las economías regionales y Peña aportó optimismo sobre un nuevo acuerdo con el FMI, que Nicolás Dujovne anunciaría la semana próxima.

“Hay buenas expectativas con la exportación de gas y las licitaciones de energía”, los animó el jefe de Gabinete y casi no soportó preguntas incómodas sobre los avatares del dólar.

La visita fue sorpresiva y representó un gesto amistoso de los ministros, que la semana pasada recibieron a los legisladores del PRO en la Casa Rosada y esta vez se animaron a cruzar de vereda.

Ninguno tuvo una relación fácil con sus socios de la UCR: Peña los ubicó siempre entre la vieja política y a Frigerio le reprochan sus relaciones carnales con los gobernadores peronistas. “Sus acuerdos son para aumentar el déficit y empoderar a nuestros enemigos”, suelen definirlo. Pero ya no es una época para las peleas internas.

Subir