Nacionales

La SUBE empezará a funcionar antes de fin de año en Mendoza

descarga

Hasta diciembre convivirán los dos sistemas. El gobierno quiere tomarse el tiempo necesario para que el cambio no traiga complicaciones.

La promesa de la implementación de la Sistema Único de Boleto Electrónico en Mendoza sigue sin fecha cierta aunque el 92% de los colectivos ya cuentan con la máquina para cobrar el pasaje. De las 1.400 unidades que conforman la flota de ómnibus del Gran Mendoza, 1.300 ya tienen la máquina azul de SUBE.

“No hay un plazo definido pero estimamos que será antes de fin de año. Vamos midiendo la instalación y la carga de datos de las gratuidades y abonos en el software porque queremos que el cambio no genere ningún trastorno para el usuario”, explicó el secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema.

“Queremos garantizar un tiempo prudente en el que convivan los dos sistemas (Red Bus y SUBE)”, agregó.

De esta manera, lo más seguro es que el nuevo Gobierno que asuma en diciembre será el encargado de implementar el sistema 100%.

Mema comentó que las máquinas se colocan en general los fines de semana y por la noche y que para ello, hay que hacer una tarea de coordinación entre cada empresa de transporte y la compañía que provee la validadora. “Hay que parar el colectivo unas cinco horas”, señaló.

Según los anuncios oficiales, el sistema se iba a implementar a las pocas semanas del inicio del Mendotran, pero se fue postergando hasta quedar sin fecha definida.

A la par, el Gobierno provincial fue prorrogando el contrato de ATOS -empresa proveedora de la Red Bus-, que se venció en febrero de 2019. Así, la firma lo seguirá prestando al menos hasta diciembre.

Actualmente solo quedan colocar 100 máquinas SUBE. Desde enero a marzo se instalaron 500 y de marzo a julio, otras 800. En el primer trimestre se iba a un ritmo de 166 máquinas por mes y en los meses siguientes llegaron a 200. Uno de los motivos de la mejora es porque en marzo ya se había preinstalado el sistema en 600 colectivos. Es decir, se les había colocado soporte de la validadora y el cableado eléctrico y de datos.

Por lo que solo restaba hacer la instalación propiamente dicha, que consiste en tres elementos: la validadora, la consola para el chofer y el equipo de comunicación con una antena.

En el Gobierno niegan que la demora en la llegada de la SUBE se deba al proceso electoral en marcha (debido a los cuestionamientos que le trajo el Mendotran).

La atribuyen más bien a la ampliación de la flota de colectivos: con los nuevos contratos de concesión las empresas tuvieron que renovar sus unidades y en algunos casos adquirir nuevos micros para llegar al cupo que exigía la licitación.

A la fecha, son 1.400 colectivos. “Hay mas unidades en la calle y llegamos a más zonas. A medida que se iban adquiriendo los colectivos se iban haciendo los pedidos”, dijo Mema.

Además, en lo que queda del año se espera abrir oficinas de SUBE para que se puedan ir registrando los usuarios, principalmente los que tienen abonos (unas 250 mil personas).

Recién después de este paso se podría implementar la nueva tarjeta, es decir en noviembre o diciembre, ya cerrado el calendario electoral.

Mema informó que esperan duplicar la cantidad de puntos de carga en comparación a los actuales de Red Bus: estiman 900 puntos de carga en el Área Metropolitana.

También existirá la posibilidad de utilizar en negativo al menos dos pasajes, que se descontarán en la próxima recarga. Por ahora, está en trámite el beneficio de un valor diferencial de pasaje para los usuarios frecuentes del transporte público.

Pasajes “gratis”

Según los datos brindados desde la Secretaría de Servicios Públicos, las máquinas de Red Bus están colocadas en más de 1.300 colectivos y seguirán funcionando hasta fin de año.

Aunque todavía quedan unidades sin sistema para pagar el boleto, el porcentaje es menor al de marzo cuando muchos pasajeros viajaban sin pagar. El problema puntual fue que para los colectivos nuevos tuvieron que comprar validadores de Red Bus que requerían entre 45 y 60 días de fabricación.

Cronología

2014

La primera promesa de la llegada de la SUBE a Mendoza fue durante la gestión de Francisco Pérez. El por entonces ministro de Transporte, Diego Martínez Palau, aseguró que las máquinas Red Bus estaban homologadas para recibir las dos tarjetas. Nunca se concretó.

2018

Cuatro años después, Alfredo Cornejo firmó un acuerdo con el ministro de Transporte nacional, Guillermo Dietrich, para implementar la SUBE en noviembre de 2018. Después se decidió unir el estreno con la puesta en marcha del Mendotran, en enero. Pero tampoco se efectivizó.

¿2020?

En el Gobierno reconocen que estará 100% en el verano.

Subir