Nacionales

El paro de colectivos seguirá al menos hasta el martes en San Nicolás

descarga

Hoy se cumple el cuarto día del paro de choferes de Vercelli, que la UTA decretara luego que la empresa depositara sólo la mitad del salario correspondiente a febrero. Luego del fallido intento por aprobar el aumento del boleto, las partes endurecieron sus posturas. En el medio, miles de usuarios se ven perjudicados.

El pasado miércoles a las 19:00, el servicio urbano de transporte de pasajeros dejaba de prestarse en San Nicolás luego que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) decretara un paro de actividades como consecuencia del incumplimiento de las obligaciones salariales por parte de la empresa Vercelli Hnos. El escenario del conflicto es muy claro: El lunes la empresa sólo depositó el 50 por ciento del salario de febrero, y alegó imposibilidad de completar el pago en tiempo y forma si no se actualiza la tarifa del servicio. El gremio, en tanto, rechazó la propuesta de desdoblar el pago pendiente en dos cuotas, y decretó un paro de actividades hasta tanto aparezcan garantías de que el 50 por ciento pendiente se va a depositar de una sola vez, a la brevedad.

En el medio de ese escenario, el Honorable Concejo Deliberante (HCD) trató el pedido de actualización del valor del boleto, a propuesta del bloque oficialista. Pero la votación derivó en el rechazo al aumento, lo cual llevó al conflicto a un punto muerto. Al día siguiente, el gremio se movilizó por el centro de la ciudad para reclamar que la empresa cumpla sus obligaciones.

En ese marco, miles de usuarios del transporte público de pasajeros se ven gravemente perjudicados por tener que recurrir a otros medios de transporte para dirigirse al trabajo, la escuela, etc.

El panorama ayer no presentaba novedades. El paro tendrá continuidad hasta el martes, en principio, según adelantó el gremio. Ese día las partes volverán a reencontrarse en el Ministerio de Trabajo, desde las 13:00. Las negociaciones podrían dar un giro más complejo aún si la empresa decide prescindir de personal, tal como le advirtieron a la UTA los directivos de Vercelli Hnos.

De producirse algún despido, el conflicto sumará un capítulo más caliente. Si bien ello habilitaría la posibilidad de levantar la medida de fuerza mediante una conciliación obligatoria, la realidad es que no será igual el tono de la discusión si se despide personal. “Si tocan a un compañero se pudre todo”, advirtió Tomás Lencina a EL NORTE. El secretario general de la UTA local se despega de la cuestión tarifaria y pide “que la empresa pague los salarios como corresponde”.

Caro conflicto

Este panorama es muy dañino para el bolsillo de los usuarios, muchos de los cuales deben movilizarse en remis o taxi para llegar a determinado punto de la ciudad. De hecho, los propios remiseros señalan que la demanda ha aumentado un 50 por ciento desde que comenzara el paro de colectivos.

La pregunta a responder ahora es cuánto va a resistir la paciencia del usuario en un contexto económico que -precisamente- viene golpeando con fuerza a los sectores más humildes de la clase trabajadora.

Mañana comienza una semana decisiva para el conflicto Vercelli-UTA, y para los usuarios que no son otra cosa que rehenes de un escenario en el cual nada de intervención tienen. El privado, el gremio y la política tienen la responsabilidad de garantizar que el usuario no siga perdiendo. El punto que debe primar en las negociaciones es que se trata de un servicio público. Si se pierde de vista ello, no se está entendiendo la magnitud del conflicto.

Subir