Nacionales

El costo político de aumentar el boleto a $18.90 mantiene paralizado el debate

descarga

Volvió a suspenderse la comisión de Transporte por segunda vez en menos de una semana. La oposición rechaza un incremento en estos términos pero Cambiemos discute una suba escalonada para amortiguar el impacto en el bolsillo de los usuarios.

Las rispideces que se generan en el ambiente político cada vez que los empresarios del transporte requieren un aumento del boleto de colectivo se ven agravadas esta vez por coincidir con el año de elecciones. El costo político de llevar la tarifa a $18.90, como sugiere el estudio de costos del Ejecutivo, mantiene paralizado el debate y ayer, por segunda vez en menos de una semana, el oficialismo suspendió la comisión de Transporte del Concejo Deliberante para debatir internamente la posibilidad de implementar una suba escalonada en busca de amortiguar el impacto en el bolsillo de los usuarios.

El debate debía retomarse ayer. El lunes pasado, la última vez que sesionó la comisión de Transporte, un grupo funcionarios técnicos y políticos de la Subsecretaría de Transporte del municipio, encabezados por Claudio Cambareri, se reunió con los concejales que integran dicha comisión y tras responder a distintas inquietudes y confirmar el aporte de $650 millones para este año en concepto de subsidios, se acordó pasar a un cuarto intermedio hasta el miércoles 6 de febrero. Ese día, sin embargo, se resolvió suspender la reunión y pasarla para este lunes.

La reunión había sido convocada para las 9.30 pero su inicio se pospuso primero para las 11, luego para después del mediodía y finalmente se canceló, tal como había ocurrido la semana pasadas por supuestos “compromisos y actividades” ya organizadas con anterioridad por los ediles y la necesidad de contar con mayor tiempo “para analizar la información vertida” el pasado lunes, cuando se había decido ir a un cuarto intermedio.

Esta vez la excusa de tener “otros compromisos” no alcanzó. Según pudo saber LA CAPITAL, si bien el estudio de costos elaborado por el Ejecutivo que fija el valor del boleto en $18.90 no es vinculante, el número ya no será sometido a debate. Lo que sí se discute, es la forma en la que se aplicará el aumento. Y desde el oficialismo reconocen que un incremento desdoblado, en varios tramos, permitiría saldar el pedido de los empresarios y a la vez amainar el costo político y el impacto negativo que cada incremento de la tarifa genera en los usuarios del transporte público de pasajeros.

De una forma u otra, en los próximos meses el boleto de colectivo aumentará de $13.55 a $18,90, casi $2 menos que los $20,88 que solicitaron los empresarios del transporte. El debate está estancado en la comisión de Transporte, pero tras la suspensión de la reunión de ayer, Cambiemos abrió un debate interno para revaluar la estrategia.

El presidente de la comisión de Transporte, Marcelo Carrara, indicó que, “una de las opciones que se está trabajando” es la posibilidad de volver a aplicar la metodología de “un aumento escalonado”, tal como implementó el año pasado Nación y la propia Municipalidad en el último aumento aprobado por el Concejo Deliberante el pasado agosto.

El tema volverá a ser tratado este jueves a las 9,30 en la Comisión de Transporte y el lunes en la legislación. Si el oficialismo logra destrabar el debate el jueves 14 de este mes la suba del boleto sería tratada en el Concejo Deliberante.

Rechazo de la oposición

La mayoría con la que Cambiemos cuenta en el Concejo Deliberante está cada vez más golpeada.

El reciente y silencioso distanciamiento del presidente del Cuerpo, Guillermo Sáenz Saralegui, del bloque de la Agrupación Atlántica que durante años compartió con Carlos Arroyo fue un contundente gesto más en ese sentido.

Son varias las voces dentro del oficialismo que se alzan en contra de volver a subir el precio del boleto en el actual contexto económico pero, a la vez, en este año de elecciones las críticas a la gestión del intendente Arroyo surgen de varios sectores, ya no solo desde la oposición.

Y entonces, la disputa de intereses le resta votos al oficialismo para acompañar la suba que solicitaron los empresarios del transporte.

En la oposición, en tanto, están dispuestos a rever una modificación del precio del boleto ante el incremento de los costos que expuso la cámara que nuclea a los empresarios, pero “no en estos términos”.

“Un boleto a $18.90 implica un fuerte aumento que no estamos dispuestos a acompañar”, expresaron desde Unidad Ciudadana, al tiempo que en Acción Marplatense y el massismo tampoco parecería haber voluntad de acompañar el incremento, ni siquiera en forma desdoblada como evalúan en Cambiemos puertas adentro.

“El tema es el costo político. Van a tratar de hacer un aumento escalonado, en varios tramos, para estirarlo hasta después de las elecciones”, confió una voz del arco opositor, aunque al mismo tiempo reconoció que como una sombra está la presión de los empresarios y la posibilidad de que se imponga una medida de fuerza que afecte a los usuarios, con el único objetivo de apurar la suba de la tarifa.

En un escenario complejo y atravesado por el costo político en un año de elecciones, el debate en torno al aumento del boleto está trabado y parecería depender más de la revisión de la estrategia de Cambiemos que de la propia voluntad del Concejo Deliberante. Sin embargo, al costo que sea, desde la oposición y el oficialismo coinciden en que de una manera u otra el boleto terminará aumentando.

 

Subir