Nacionales

“Dejaron librado a su suerte al transporte público del interior del país”, aseguran empresarios de la CETACH

En medio del paro desatado por colectiveros de la UTA, el asesor de la Cámara de Empresarios del Transporte Automotor de Chaco (CETACh), Gustavo Larrea, analizó las últimas negociaciones llevadas adelante en el seno del Ministerio de Trabajo, donde solicitaron un fondo compensatorio por la pérdida abrupta de recaudación.

“Dejaron librado a su suerte al transporte público del interior del país, a diferencia de lo que realizaron para el área metropolitana de Buenos Aires”, afirmó. El asesor de la Cámara de Empresarios del Transporte Automotor de Chaco (CETACh), Gustavo Larrea dialogó con CIUDAD TV, habló del complejo escenario que atraviesa el sector en torno a la abrupta caída de la recaudación. Habló de falta de compensaciones para el pago de salarios o medidas paliativas, en el marco de una situación “que no tiene precedente”. “Veníamos con alguna dificultad, pero pagando salarios cuando los recursos entraban en tiempo y forma; cuando no, teníamos alguna dificultad”, señaló.
Habló de una caída en recaudación de al menos un 90% en los ingresos de las empresas “sumado a una serie de gratuidades impuestas en el sistema que provocaron que la operación sea insustentable bajo todo punto de vista.

Las recaudaciones que se pueden obtener no alcanzan ni siquiera a cubrir el 30% de los consumos de gasoil. Esta situación es reconocida por las autoridades de aplicación y en virtud de una serie de presentaciones que veníamos haciendo”. Comentó que en este contexto, se analiza entre el Ministerio de Transporte de la Nación una serie de alternativas que desde la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros (FATAP) reclaman como “indispensables para poder continuar con el sistema y hacer fremte a los salarios de los trabajadores, requiriendo
una compensación de cerca de $2.000 millones para todo el interior del país”, para salarios, gasoil y mantenimiento de las unidades.

Mencionó que hasta el viernes, “veníamos con una suerte de aporte reconocido por el Gobierno nacional”. Señaló que hasta el jueves, con la participación del 100% de las delegaciones de UTA del interior del país, sumado a las empresas nucleadas en la FATAP, en el marco de audiencias virtuales que se desarrollaban en el Ministerio
de Trabajo de la Nación, se les manifestó que “estaba la voluntad de poder volcar un mecanismo de compensaciones adicionales al sistema”. “Fue una decisión que se transmitió no sólo a las empresas sino también a los trabajadores. Sin embargo, el lunes, cuando nos íbamos a volver a reunir y a definir cuándo se iba a pagar y en función de eso se decretaba un paro de UTA, resulta que de buenas a primeras, en un cambio de 360 grados, el Ministerio nos transmite que es imposible que puedan hacer algún tipo de aporte y que la responsabilidad recae en cada una de las jurisdicciones del país. De hecho, lo escribieron en el acta del Ministerio de Trabajo, donde expresamente asumieron esa posición contradictoria a la que veníamos pensando”, relató.

“Dejaron librado a su suerte al transporte público del interior del país, a diferencia de lo que realizaron para el área metropolitana de Buenos Aires”, afirmó.

Subir