Nacionales

Contundente mensaje de la federación de transporte de pasajeros: “resulta imposible seguir así”

Las empresas de las provincias denuncian discriminación del gobierno.

Manifestaron su “sentimiento de abandono y discriminación” respecto de lo que ocurre con Buenos Aires, que se ve ampliamente beneficiada.

La Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) envió una nota al Presidente Mauricio Macri en la que manifestaron su “sentimiento de abandono y discriminación” del sector “empresario, trabajadores y usuarios de los sistemas de transporte público” que operan fuera del área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) debido “a los comportamientos discrecionales efectuados recientemente por el gobierno nacional en la asignación de subsidios”.

“En reiteradas ocasiones hemos expresado nuestro más enérgico rechazo a que se imparta gestión sectorial como si hubiese dos países coexistiendo”, expresan en la nota, en la que agregan que “pr un lado, están quienes viven y trabajan dentro del Amba, que ante cualquier reclamo o llamado de atención gozan de atención inmediata y privilegiada por parte del gobierno nacional, y por otro lado están quienes han sido librados a alguna suerte que lamentablemente no llega”.

“El llamado transporte público del interior del país, invisibilizado por todos, se despliega en el 99 % del suelo patrio, y soporta sin asistencias suficientes las impericias económicas de una economía dolarizada, los aumentos desproporcionados de insumos vitales como son los combustibles, y recientemente hubo que soportar la imposición por vía resolutiva de un aumento salarial compulsivo y de carácter forzoso, siendo todas funestas medidas del Estado Nacional”, continúa el mensaje que agrega con mayúsculas “RESULTA IMPOSIBLE SEGUIR ASÍ”.

La otra pata del reclamo de la Fatap tiene que ver con la desigual distribución impositiva entre Buenos Aires y el resto de las provincias, y le pide al presidente que “decrete con carácter de urgencia que parte de lo recaudado por el impuesto sobre los combustibles líquidos y al dióxido de carbono vuelva a tener justicia y equidad”. Sucede que los subsidios para los colectivos surgen de ese impuesto que pagan todos los consumidores del país. Con este mecanismo que desde este año lleva adelante Nación, todo lo que se recauda termina en Buenos Aires.

Es decir, el impuesto es federal y la asignación del subsidio es centralista.

¿Coexisten dos países?

El gran malestar y preocupación de la Fatap se refleja en la misiva que hicieron llegar a Macri, bajo el titulo “Fatap solicita urgente asistencia al transporte público del interior, sin marginación u equidad distributiva de los recursos del erario”, y con la firma del presidente de la entidad, Daniel Orell, y del secretario, José Cano.

“En reiteradas ocasiones hemos expresado nuestro más enérgico rechazo a que se imparta gestión sectorial como si hubiese dos países coexistiendo. Por un lado, están quienes viven y trabajan dentro del Amba, que ante cualquier reclamo o llamado de atención gozan de atención inmediata y privilegiada por parte del gobierno nacional, y por otro lado están quienes han sido librados a alguna suerte que lamentablemente no llega”, explica el comunicado.

“El transporte público del interior del país, invisibilizado por todos, se despliega en el 99 % del suelo patrio, y soporta sin asistencias suficientes las impericias económicas de una economía dolarizada, los aumentos desproporcionados de insumos vitales como son los combustibles, y recientemente hubo que soportar la imposición por vía resolutiva de un aumento salarial compulsivo y de carácter forzoso, siendo todas funestas medidas del Estado Nacional”, continúa.

“Resulta imposible seguir así”.

“Ante tanto desorden, los gobiernos provinciales a los se les trasladó la responsabilidad de la asistencia económica no alcanzan a responder en tiempo , y sentimos que le gobierno nacional discrimina al transporte público del interior y en consecuencia a sus usuarios y trabajadores”, agrega.

Más adelante hace referencia a los usuarios que “no pueden seguir abonando tarifas que casi dupliquen a las vigentes en el Amba, es injusto y sus economías no resisten más aumento”.

También en los choferes que “no pueden seguir tolerando demoras en los pagos de sus salarios porque los recursos definitivamente no alcanzan”. Y en las unidades, que “requieren revisión y mantenimiento para la seguridad de quienes viajan y esto se traduce en más recursos económicos que las empresas no tienen”.

Por último, recuerdan los inconvenientes que tuvieron en los últimos meses importantes ciudades del país, con servicios paralizados hasta 15 días ininterrumpidos “sin que nadie intermediase para su resolución, y sorpresivamente en el Amba, que entendemos atraviesan la misma crisis estructural que el resto del país, ante la sola mención de supresión de servicios nocturnos provocó la erogación de $ 325 millones de pesos de un erario que se nos dice está colapsado, pero a la luz de los resultados de tales gestiones demuestran el grado de injusticia y discriminación al que estamos sometidos”.

En definitiva, solicitan a nación que incremente los subsidios e incorpore otras partidas supletorias que satisfagan las necesidades ante la emergencia que atraviesa el sector, promoviéndose así el necesario aumento de compensaciones tarifarias que requiere el transporte público del interior para su sostenibilidad en esta penosa realidad”.

Subir