Nacionales

Conflicto de colectivos:”Cargar la responsabilidad en la empresa no es la forma”

Así lo aseguró la representante de Ersa a Elonce TV, sobre las medidas anunciadas por Bahl. Además, informó que “el municipio incumplió el contrato en relación a los cálculos de costos para la determinación de tarifas”.

Este miércoles, el intendente de Paraná, Adán Bahl, bajo advertencia de rescisión del contrato de concesión, intimó a la empresa e colectivos Buses Paraná, a través de una carta documento para que se retome el servicio en 72 horas. El paro de colectivos que afecta a la capital entrerriana y el área metropolitana lleva 43 días.

Sobre esta medida, la representante de ERSA, Daniela Brumatti, explicó a Elonce TV que “no fuimos notificados de esta carta documento que informó el intendente. Estamos muy sorprendidos que se tome esta postura cuando desde el 2018 venimos
haciendo presentaciones de reclamos por un incumplimiento del contrato por parte del poder concedente”.

“El municipio viene incumpliendo con los cálculos de costos y la determinación de tarifa. Nosotros no somos los responsables de poner las tarifas, sino que es el municipio y en el caso de que el valor no sea suficiente, esto debería estar compensado y no se viene haciendo”, remarcó. En este sentido explicó que “en el 2019 cuando se sacaron los subsidios nacionales tanto el municipio como el gobierno provincial firmaron convenios donde esos subsidios debían ser compensados a través de aportes locales o nuevas tarifas, eso nunca ocurrió y nos obligaron a mantener las prestaciones totalmente desfinanciados”.

La situación de la empresa “El mismo municipio reconoció el desfinanciamiento porque este año cuando volvió a salir la resolución, había un artículo que daba la posibilidad de que aquellas jurisdicciones que quedaran con un desfasaje económico podían pedir una
ampliación y la municipalidad realizó la presentación informando un déficit de 22 millones de pesos mensuales”, apuntó Brumatti.
Y continuó: “Cargar toda la responsabilidad en la empresa no es la forma, estamos declarados como un servicio esencial y creemos que necesitamos medidas extraordinarias para tratar de resolver esta situación”.

Sobre los incumplimientos del municipio dijo que “dentro de lo que es el marco regulatorio que nos da la concesión está establecido que al valor del boleto lo determina el municipio y ello tiene una ecuación de costos que se deben cumplir”. Esta operación se basa en ponderar los cosos que tiene la empresa, se descuentan los subsidios y de ahí se determinan el valor del boleto.

“Reclamamos que no se cumple con la ecuación de cálculos de costo, que está regulada en la ordenanza. Este incumplimiento es lo que lleva a que la empresa lleve a un déficit económico”, añadió Brumatti.

En relación a la situación económica apuntó: “El año pasado tuvimos una pérdida de 15 millones de pesos mensuales, y ahora es de 22 millones. Si a eso le sumamos la pérdida del 90 por ciento de la recaudación por la pandemia, la situación se hace insostenible”.
“Siempre hemos tratado de solucionar esto, pero hay que entender que desfinanciados y con la perdida de pasajeros lamentablemente no se puede llevar adelante”, mencionó.

A su vez señaló que, en Córdoba, Corrientes los municipios pusieron subsidios, “la única ciudad que esta parada es Paraná”.

“Para poder tener una tarifa rentable necesitamos que sea conveniente y en el caso de que no sea así debería estar compensada con subsidios, de lo contario no podríamos seguir adelante”, explicó.

Trabajadores
En relación a los 42 días de paro del transporte urbano y los reclamos de los trabadores por el tema de los sueldos adeudados, dijo que “hicimos unas ofertas que no fueron aceptadas, y reiteramos que para poder cancelar la deuda necesitamos asistencia”. “Esa deuda se originó porque fueron acuerdos salariales que se hicieron en su momento y estaban sujetos a fondos nacionales que nunca llegaron”, resaltó.

Subir