Nacionales

Colectivos urbanos: habrá un micro cada 45 minutos y una línea menos

Entra en vigencia la emergencia del transporte público desde la medianoche. La Municipalidad redujo frecuencias y horarios ante la quita de los subsidios de Nación.

Hoy comenzará el esquema de emergencia en el sistema urbano de pasajeros: habrá un micro cada 45 minutos y una línea menos.

Se trata de la emergencia declarada por la caída de los subsidios que regían a nivel nacional. Las empresas afirman que no pueden sostener los servicios ni la frecuencia anterior. Mientras se reconfigura el sistema definitivo, con los fondos que reemplazan los subsidios y el nuevo organigrama de frecuencia, regirá la emergencia.

A la hora de la siesta habrá un lapso de tiempo, alrededor de una hora y media, en la que se estirará el espacio entre colectivo y colectivo. En algunas líneas será a partir de las 13:20 horas (hasta la 15 horas no hay otro micro) y en otras, a las 14 horas.

Ahora el Gobierno Provincial anunció que asistirá a cada usuario que demuestre que no puede afrontar las tarifas, pero este esquema aún no se sabe cómo se aplicará.

Nuevos horarios.

En el marco de la declaración de emergencia del transporte urbano de colectivos, a través de la resolución 11/2019, la Municipalidad de Santa Rosa informó que a partir de las 0 horas de hoy regirán los nuevos horarios correspondientes al Servicio de Transporte Público de pasajeros por Colectivo que presta la empresa Autobuses Santa Fe S.R.L.

De los 19 micros que funcionaban, en las vacaciones quedan solo 9 y además se elimina la Línea 5, la llamada línea circular. En el periodo escolar, donde venían funcionando 31 micros, las frecuencias serán reducidas a la mitad.

“Con relación a los recorridos se informa que la línea 5, la que contaba durante los horarios de verano con una sola unidad en servicio, momentáneamente dejará de prestar el mismo, siendo reemplazada por las líneas 2, 3 y 4”, detalló el municipio.

“Con relación a la línea 8, por el momento la misma mantiene el recorrido de la línea 7, ingresando al barrio Escondido en los horarios informados, sin realizar el ingreso a Villa Martita”, indicó.

“Estamos recibiendo críticas por algo que todavía no se puso en marcha”, explicó el director de Servicios Públicos, Pablo Pera.

El plan de emergencia se consensuó con la empresa y con el gremio que nuclea a los choferes.

La crisis en el transporte se desató a partir de la eliminación de los subsidios que recibían las empresas a partir del 1 de enero.

El Gobierno Provincial descartó cualquier posibilidad de hacerse cargo de esos subsidios, como pretendía el Gobierno Nacional.

Y, en Santa Rosa, Autobuses llegó a amenazar con abandonar la concesión si no se modificaban las condiciones del servicio.

El intendente Leandro Altolaguirre firmó la emergencia del transporte el viernes, que consiste en la reducción de frecuencias, recorridos y unidades que comenzará a regir hoy, una forma de auxiliar a la empresa. Mientras tanto, enviaron documentación a Nación para intentar acceder a un fondo compensatorio.

“Lo que hicimos es completar un borrador y enviarlo a las autoridades nacionales para que hagan alguna revisión”.

“Si nos dan el OK, la mandaríamos de manera formal la semana que viene”, le dijo Pera a El Diario.

“De acuerdo a lo que dice la reglamentación, esa compensación se haría en doce cuotas mensuales por un año.

No sabemos cuánto sería, por eso evaluaremos una vez que tengamos eso cómo se sigue, más allá del traslado a la tarifa que van a tener que realizar de la parte que no se cubra”, explicó.

Por otra parte, el funcionario intentó aclarar que con la modificación de recorridos, frecuencia y cantidad de unidades “no se afectó la calidad del servicio”.

Sostuvo en ese sentido que “había una postura que era afectar la calidad del servicio, algo que no hicimos, por ejemplo permitiendo utilizar unidades más viejas; o, lo que sí hicimos, hacer una restricción de la oferta del servicio”.

Subir