Nacionales

Boleto: desde mayo el costo por km subió el 30% para las empresas

descarga (6)

El valor del tramo actualmente ronda los $ 72, impulsado por el incremento de los combustibles y del parque automotor.

En diciembre tendrá lugar la audiencia pública en la que los empresarios expondrán el aumento en los costos que tuvieron desde la última suba y el pedido de actualización en el precio del boleto para el próximo año. Si bien anticipan que no llevarán un pedido concreto, es un hecho que el coste por kilómetro subió 30% a partir de la devaluación de mayo.

La estructura de costos (por kilómetro) de las empresas se compone por el valor del combustible, del personal y las inversiones que se realizan en la compra de vehículos, lo que en promedio muestra un incremento del 30% en lo últimos seis meses. Si se toma como referencia el costo por kilómetro recorrido que declararon antes de que -en febrero de este año- se fijara el valor del boleto en $ 11, la suba es del 80%.

Los diferentes grupos concesionarios presentaron costos por kilómetro superiores a los $ 72 (datos relevados al 9 de noviembre), pero esta última estimación no tuvo en cuenta el aumento del combustible que se dio a principios de mes, por lo que advirtieron desde el Ente de Movilidad Provincial (EMOP) que los números podrían cambiar.

Metodología vigente

Cabe aclarar que estos incrementos no significan un aumento directo en el precio del boleto de colectivo, ya que es el Estado quien lo determina. Por ley, tanto las empresas como el EMOP presentan sus estructuras de costos a un órgano consultivo, en el que intervienen también municipios, organizaciones no gubernamentales, la UNCuyo y la UTN, uniones vecinales, entre otros, y se pone a consideración de ellos el costo real del sistema de transporte.

Aunque no se trata de algo vinculante, al igual que la audiencia pública, si es un paso previo para informar a la sociedad y al Gobierno sobre que base se aumenta precio del boleto, y cuánto tendrá que disponer la provincia para subsidiar parte del mismo.

“El Gobierno llama a audiencia pública y la ley forma un órgano consultivo previo en el que se presentan los costos de las empresas y los nuestros. Nosotros no definimos las tarifas, sólo presentamos un análisis de costos”, explicó Carlos Matilla. El titular del Emop indicó además que eso puede ser incluso discutido por el Ejecutivo provincial, ya que el organismo nació para ejercer un control independiente de la administración propia del servicio público del transporte de pasajeros.

Se consultaron las estructuras de costos de las empresas presentadas ante el Emop y puestas a disposición por el organismo a toda la ciudadanía, entre las que se destacan los Grupos 2, 3, 4 y 5. Entre los mismos se calcularon costos por kilómetro que varían entre $ 68,80, $ 72,72 y $ 76,14, cuando para mayo las mismas empresas habían calculado costos por kilómetro recorrido de $ 53,49, $ 56,52 y $ 57,97. Hacia principios de año, los grupos calcularon costos de entre $ 39,64 y $ 42,57.

El presidente de la Fundación Autam -organización sin fines de lucro encargada, entre otras cosas de realizar investigaciones y estudios técnicos relacionados con el Servicio de Transporte de pasajeros, creada por las empresas que conforman la Asociación Unida Transporte Automotor Mendoza-, Raúl Mercau explicó que existen tres componentes principales que determinan la estructura de costos de una empresa: el combustible (20%), el personal (40%) y las inversiones en vehículos (20%). Impuestos, mantenimiento y gastos generales integran el 20% restante.

“El impacto se presenta en las audiencias por obligación contractual, y para cuando se termina aprobando los costos ya están atrasados, pero sería imposible, porque la normativa no lo permite, incluir una proyección sobre los costos del próximo periodo porque estaría sujeta a errores”, señaló.

El economista explicó que hasta la fecha, el precio del petróleo y el consecuente aumento del combustible generaron un alza de los precios que luego cada empresa presenta en el órgano consultivo.

Al igual que Matilla, Mercau señaló que no son las empresas las que solicitan un aumento en el boleto, sino que estas presentan, de forma individual y no como cámara, sus estructuras de costos y el aumento sufrido desde la última actualización.

“En el caso del combustible, el aumento ha sido similar para todas en cuanto al peso en la estructura de costos, pero ese ítem se divide en dos componentes, lo que es el cupo y fuera de cupo. Lo que va a suceder es que el año que viene, cuando quiten los subsidios nacionales, entre ellos, se va a quitar el precio del cupo (subsidiado), y se va a ajustar el precio del combustible”, comentó.

Igualmente, señaló que el gobierno provincial ha dicho que se absorberán los subsidios, por lo que habrá que esperar para ver si se modifican los valores. Por otro lado, el economista advirtió que la nueva ley de movilidad implica otras inversiones y los costos por kilómetros, por lo que a su entender no son comparables con el sistema preexistente. Y advirtió que el nuevo precio del boleto tampoco tendrá que ver necesariamente con la inflación.

La titular de la ONG de consumidores Protectora, Romina Ríos, explicó que integran el órgano consultivo y serán parte de la audiencia pública que tendrá lugar los próximos 12 y 13 de diciembre, a fin de evaluar que los aumentos que se plantean se condigan con una mejora en el servicio, tal y como exige la nueva ley de movilidad.

“Cada empresa hace su estudio de costos, y a su vez el Emop hace su propia evaluación, y nosotros estamos en el órgano consultivo,. Aunque todavía no se puede emitir un porcentaje de pretensión de aumento, habrá que tener en cuenta qué los colectivos tendrán que estar realmente en la calle, cómo van a ser los nuevos recorridos y si se va a utilizar el mismo personal que se tuvo hasta este año”, explico Ríos y agregó que las inversiones que se realizaron y que van a realizarse también serán tenidas en cuenta a la hora de estar de acuerdo o rechazar el pedido de aumento que harán las empresas.

Subir