Nacionales

Alerta en el transporte: los subsidios caen al 40% por falta de presupuesto

Estaban previstos 46 mil millones de pesos para las empresas del interior, pero al no prosperar el proyecto en Diputados, quedará la cifra establecida para este año de $20 mil millones. “Podría haber una crisis total”, dicen.

Había una conformidad manifiesta entre las empresas de transporte del interior del país con respecto al número final para los subsidios que se había incluído en el proyecto de presupuesto, que finalmente ingresó al recinto de Diputados a tratarse el último viernes.

Es que las partidas que este año fueron previstas en $20 mil millones y finalmente se ejecutarán $28 mil millones, iban a tener un incremento del 70%, hasta $46 mil millones.

“Ese número, si no ocurría nada raro en materia económica o cierre total por pandemia, nos iba a permitir transitar un año más o menos con cierta tranquilidad. Pero de un momento a otro pasamos a un escenario en el que todo es incertidumbre y si no hay cambios, las empresas no van a poder funcionar”, alertó ayer un empresario cordobés.

Es que al caerse el proyecto de presupuesto en el Congreso, se reconduce el del actual ejercicio, que tenía previsto aquel número de 20 mil millones de pesos, menos de la mitad de lo previsto. “No sólo que tenemos menos de la mitad, sino que a esta altura no tenemos ni siquiera certezas de cómo y de cuándo”, explicó Genaro Ingaramo, vicepresidente de Fatap, la entidad que reúne a las empresas de transporte de pasajeros de todo el país y que tiene a su vez la representatividad del interior.

El empresario con servicios en Santa Fe destacó: “En principio todavía nos faltan cobrar 3 mil millones de los 8 mil adicionales de este año y por eso estamos haciendo una presentación porque sin ese dinero no hay posibilidades de pagar completos salarios y demás. Nos llevaría a tener problemas”.

Ingaramo remarcó además que, no sólo estaba previsto un fuerte aumento de subsidios para 2022, sino que ya se había establecido que en enero se iban a cobrar dos cuotas juntas, que también entraron en la misma nebulosa. Era una inyección de $7 mil millones para el 20 de enero.

“Por todo esto estamos pidiendo una reunión en el Ministerio de Transporte para la semana que viene y allí podremos determinar cómo seguir y qué es lo que sucede porque la situación es crítica. Con estos números no vamos a ningún lado”, agregó. Ingaramo destacó también que junto a los 46 mil millones de la Nación se iban a sumar otra cifra igual de las provincias, ya comprometida con Fatap. Eso también está en dudas ahora.

La otra cara de la moneda son las tarifas. Ingaramo subrayó que ahora con esta baja de subsidios las tarifas deberían tener mayor ajuste. “Es muy complejo el tema, pero por eso vamos a pedir una reunión para ver qué respuestas encontramos de parte de las autoridades”, añadió el empresario. Con respecto a las tarifas, Ingaramo remarcó que “el estudio de costo en Santa Fe da un boleto de $78. Lo que daría entre 60 y 65 para el pasajero, mientras en Buenos Aires cuesta 18. No se puede seguir sosteniendo este esquema injusto. Podríamos ir a un boleto único para todo el país de $40, por ejemplo”, propuso Ingaramo

Subir